¿Cuál es el trabajo principal de un niño? ¿Y cómo ayudarle a que trabaje más?

 

Quizá a mucha gente le causara conflicto la palabra trabajo porque la relacionan con algo negativo, pero a las palabras nosotros le damos su significado. Si buscas en el diccionario la palabra trabajo significa: cosa hecha trabajando; especialmente obra artística, intelectual, científica o técnica.

El principal trabajo del niño es jugar. A través del juego crean obras de arte, inventan historias, y aprenden un montón de cosas.

El niño por naturaleza propia, no necesita que le ayuden a trabajar (jugar) más. Lo que necesita es que no obstruyan y contaminen su tiempo de juego. Algunos obstáculos que les presentamos sin querer, suelen ser horarios no naturales, demasiadas clases extracurriculares, que los entretenemos todo el tiempo o les resolvemos todo y la tecnología. Quitando todo esto, cualquier niño jugara e inventara sus propios juegos.

Sin embargo, me gustaría compartirte algunas ideas para presentar ambientes ricos y que generen creatividad en los pequeños:

  1. Juguetes simples. De este tema ya he hablado anteriormente. Se trata de presentarle a los niños un ambiente limpio y minimalista con pocos juguetes, y que los juguetes hagan pocas cosas o nada, para que así los niños sean los que realmente jueguen. Un juguete de pilas, suele entretener al niño, y le deja poco espacio para su imaginación. A mis hijos les gusta mucho su helicóptero de @mahpee_mx que armamos en familia y que es como un libro en blanco para escribir muchas aventuras. Con libro en blanco me refiero a que es un juguete que no los limita y en cambio esta muy abierto a muchas posibilidades de juegos. Jugaban a que volaban a países lejanos, jugaron a esconderse, armaron casitas dentro de el y arriba de el, en fin un montón de ideas. Además el helicóptero nos permite que lo decoren, ya que viene en blanco y lo pudieron pintar.
  2. Salir al aire libre. Cuando llevamos a los niños a explorar en la naturaleza o incluso en áreas urbanas pero al aire libre, les damos la oportunidad de estar en contacto con olores, colores, formas y texturas, diferentes a las que están acostumbrados en su habitación. Les permitimos jugar de diferentes formas, con el agua, las piedras, las hojas que han caído en la tierra, y un sin fin de cosas.
  3. Dejar que se aburran. El mejor momento para dejar que un niño se aburra, es cuando son pequeños, claro que siempre con supervisión y guía, pero les permite resolver un “problema” y conocerse más. Serán herramientas increíbles para su futuro.
  4. Jugar con ellos pero no entretenerlos. Si vas a jugar con ellos, debes de dejar que ellos sean los líderes, que si te dice que eres la hija, te portas como hija y tomas el te que te dio. Claro que puedes usar tu creatividad, pero siempre buscando que ellos sean la cabeza del juego.

¿Qué opinas? ¿Estas de acuerdo? ¿Agregarías o quitarías algo más? Me encantaría escuchar tu opinión sobre el tema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *