5 cosas que una mamá HS no dice

Este blog debería de ser las 1000 cosas que una mamá homeschooler no dice pero te voy a contar las 5 primeras que se me vienen a la mente:

 

  1. Tenemos nuestras constantes dudas. Siempre he pensado que ser mamá hace que todos tus miedos e inseguridades se disparen de una forma más fuerte. ¿Y como no? Si tus decisiones no solo te afectan a ti directamente, si no también a tus hijos. Si decidiste educar en casa, es probable que tengas tus inseguridades ante esta decisión. Y aunque no este diciéndolo, he tenido mis miedos, es muy normal. Quiero tanto a mis hijos, y el cuestionarme mis decisiones es importante para poder decidir lo que es mejor para ellos.
  2. Es muy necesario desescolarizar nuestra mente. Muchas amigas que han iniciado con la educación de casa me han hablado con algunas preguntas e inquietudes. Las mismas o muy parecidas a las que yo tuve. Resulta que muchas de nosotros sacamos a nuestros hijos de algún colegio para empezar a educar en casa. Algunas veces no los sacamos pero nosotras mismas fuimos muy escolarizadas. Es común que las que educan en casa fueran maestras. Cualquiera pensaría que ser maestra te facilitara el educar en casa, pero no del todo cierto. La educación en casa necesita de un proceso de desescolarización, tanto como nosotros del aire para poder vivir.
  3. Somos más libres. Y esta libertad a veces puede no ser tan buena, como nadie regula nuestros horarios, tenemos que ponernos las pilas para nosotros organizarnos para cumplir objetivos, pero sin perder de vista cuales son los verdaderos objetivos. Cada familia es diferente y no se trata de replicar a otra familia, pero tener las cosas claras y que queremos lograr, y quitarnos todo aquello que simplemente nos esta robando tiempo y energía.
  4. Si tenemos tiempo para nosotras. Aunque estemos todo el día con los niños, logramos equilibrar de una mejor forma nuestro horario. Incluso los niños tienden a ser más independientes y no estar arriba de nosotros todo el tiempo. Hace poco me fui de viaje con dos de mis hijos, y deje a uno de mis hijos con mi suegra y a otro con mi mamá. Resulta que cuando el que estaba con mi suegra estaba hablando conmigo por teléfono, de repente me dijo: “Me dejas hablar con mi hermano solo”. Me sorprendió porque uno tiene 8 años y el otro 5 años, y hablaron un rato de los cangrejos. Fue increíble pero no por educar en casa, tus hijos van a estar súper dependientes a ti, y tienen sus propios pasatiempos. Los niños también ayudan más en casa, porque tienes más tiempo para enseñarles pero también porque seria imposible educar en casa con niños que les tienes que hacer todo.
  5. Necesitamos tener una buena comunidad para que esto funcione. Y este punto puede ser muy variado, yo te hablare de mi comunidad sin la que no podría:
    1. Mi esposo: Obviamente no cuenta como ayuda, el es mi socio, mi compañero. Su apoyo y que estemos en el mismo canal, es indispensable.
    2. Mis papás: Aunque no están todo el tiempo en la misma ciudad que yo, cuando están su apoyo es invaluable. Me ayudan cuidando algunas veces de ellos o llevándolos a alguna clase.
    3. Mi hermana: Quien suple muchas veces el trabajo de mis papás, además de que es mi socia en muchos proyectos y mi mejor amiga.
    4. Mi suegra y cuñadas: Cuando se me poncho la llanta, una de mis cuñadas corrió a recoger a mis niños. Sin su ayuda en casos como este, sería muy difícil criar a 4 niños.
    5. Mi amiga homeschooler que lleva años educando en casa. Sus consejos, su coaching, nuestras platicas, son muy importantes sobre todo cuando vivo el punto numero uno.
    6. Mi amiga soltera, porque tomarme unas cheves con ella y que me cuente de sus viajes y trabajo, puede ser muy refrescante.
    7. Mis vecinas pero especialmente una vecina en la cual confió mucho.
    8. Un grupo de amigas que educan en casa con las que puedo hablar de lo que sea.
    9. Los grupos virtuales de amigas que educan en casa, que aunque a muchas no las conozco físicamente, somos parte de un movimiento y de una gran comunidad.

 

Comentarios

  1. Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *