Publicado el

Mi día “típico” viviendo sin escuela

 

Me uno al movimiento que propone Priscila de Supraescolar sobre escribir un día “típico” sin escuela. Y escribo típico con comillas porque mis días son de lo más variados. Si tener hijos te llena de sorpresas inesperadas, el no tener como que llegar a un cierto lugar diario como la escuela, convierte tus días en una rutina muy variada. Además existen otros factores como la edad de mis hijos, que van cambiado de un mes para otro, y nos adaptamos con mucha facilidad a sus necesidades.

Así que al día de hoy, 23 de febrero del 2019, voy a tratar de resumir y describir lo más importante en un día sin escuela con cuatro hijos de 9, 7, 4 y 1 año con 6 meses.

Inicia mi día y quiero justificarme un poco. Resulta que cuando sigo dando lactancia y practico colecho, suelo levantarme un poco más tarde, ya que en la noche, no duermo de corrido. Así que cuando me levanto, mis hijos ya están despiertos haciendo algo. La naturaleza de otros años me ha permitido levantarme y salir a correr, y al regresar mis hijos apenas se están levantando. Pero en estos días me pasa que ellos se levantan antes que yo, pero tiene su propia rutina. Cada uno tiene actividades con las que colabora en el hogar, así que alimentan a nuestras gatitas, riegan plantas, tienden su cama, entre otras cosas. A veces alcanzo a bañarme antes de darles de desayunar, algunas veces amerita que ya les este dando de comer. Depende el día, desayunamos muy sencillo (fruta, nueces, te y miel) o más elaborado tipo huevito.

Terminamos de desayunar y arreglamos entre todos la cocina y el comedor, porque comemos y trabajamos en el comedor. No tenemos como un lugar especial (antes si teníamos un cuarto de homeschool) para trabajar en lo académico.

Aquí quiero hablar de algo, mi hijo mayor este año no lleva homeschool como tal, más bien es como una combinación de educación alternativa. Asiste dos días a un colegio tradicional (los demás niños van todos los días) y los otros tres días trabaja aquí en la casa. Este programa lo maneja @my.yourney. Nos ha estado funcionando de maravilla este sistema. Los días que trabaja en la casa llevamos el Curriculum de Nobis Pacem, además de proyectos que el elige para trabajar. Diario asiste al football, así que ya se imaginaran mis tardes entre entrenamientos y partidos. Se esta preparando para la Primera Comunión, así que una vez a la semana va a su catecismo.

Mi segundo hijo que tiene 7 años, también lleva el Curriculum de Nobis Pacem, combinado con proyectos personales, una vez a la semana va a un co-op basado en grupos de aprendizaje y otro día va a un co-op de naturaleza de @my.yourney. Esta es su ultima semana de sus clases de Ukelele, y tendrá su concierto este domingo. Tomamos la decisión de que se saliera, porque nos quedaba muy retiradas las clases y ya llevábamos casi dos años asistiendo, queríamos un cambio (todos porque todos vamos juntos a todas las clases, aunque uno sea el que las toma, si esta retirado nos tenemos que quedar los demás a esperar). Lleva poquito que esta en Tae Kwon Do y le esta encantando. También asiste una vez a la semana a catecismo del Buen Pastor.

Mi tercera hija, tiene 4 años. Ella lleva mi Curriculum en www.homeschoolenmexico.com que esta basado en el juego y el movimiento. Va una vez a la semana a ballet y al catecismo del Buen Pastor. También asiste una vez a la semana a los dos mismos co-ops junto con su hermano de 7 años.

Entonces cuando tienen clases en la mañana o se quedan en la casa, es más o menos el mismo horario pero con diferente actividad. Me ayudan a poner la mesa y preparar la comida. Mi hijo de un año se duerme su siesta, así que es un momento de silencio para toda la familia. Algunos pintan o juegan en silencio.

En las tardes casi todos los días vamos a clases, y vamos juntos a todos lados. En la noche se meten a bañar y cenamos algo sencillo. Para dormir les leo un cuento a cada uno y rezamos.

Mas o menos así es mi rutina. Si quieres conocer más de mi día a día sígueme por Instagram @rapturousmom

Priscila también nos pregunta que compartamos nuestro secreto para no perder la paciencia. Creo que el secreto esta en conocernos y no presionarnos hasta el limite, escuchar los focos rojos (o más bien amarillos) para tomarnos las cosas con calma. Cuidar primero de nosotras para poder cuidar de los demás. Saber decir NO, de una forma asertiva. Yo tengo muchos mantras que me dan paz, y creo que la paciencia es algo que se tiene que continuamente trabajar, es un musculo.


4 comentarios en “Mi día “típico” viviendo sin escuela

  1. Hola Gabriela,
    Qué gusto poder leerte. Felicidades por tan linda misión de vida; mi admiración y respeto para ti. Muchas bendiciones a tu bello hogar hoy y siempre. Saludos y abrazos desde Quintana Roo, Zuge 🙂

    1. Muchas gracias por leerme y compartir, son hermosas tus palabras.

  2. Muchas gracias por unirte a la iniciativa, Gaby! Qué padres todas las actividades que están haciendo tus niños, y qué valiente con 4 tan seguiditos!!!
    Abrazos,
    Priscila Salazar.

    1. Muchas gracias a ti, Priscila, por dar tanto e inspirarnos a tantas mamás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *