Publicado el

Juguetes intencionales

Imagínate estos dos escenarios:

Lolita tiene 25 muñecas acomodadas en una repisa, un baúl lleno de peluches, animales, pelotas. En otro cajón puede encontrar todos los rompecabezas. Tiene unos 8 juguetes de pilas. Tiene un iPad. También tiene el Nintendo Switch. Lolita tiene 7 años.

Lulú tiene dos muñecas con ropa para cambiarlas. Tiene una caja con animales de diferentes ecosistemas. Tiene un arcoíris de madera y cubos de madera. Tiene muchas libretas y materiales para pintar. No tiene iPad ni videojuegos.

 

¿Cómo te imaginas a cada niña? ¿Cómo crees que pasen su tiempo? ¿Crees que influya su comportamiento el tipo de juegos que tienen?

 

Bueno yo si creo que los juguetes como muchas otras cosas pueden moldear o estimular de forma diferente el cerebro. He tratado con niños que tenían “problemas” de comportamiento que se han resuelto simplemente con cambiar dinámicas de su día a día, por ejemplo no desayunar viendo la televisión (por decir un ejemplo de la vida real). Elegir un juguete para nuestros hijos es igual de importante que elegir una clase extracurricular.  Los juguetes son los compañeros de nuestros hijos. Día a día se ven influenciados por el tipo de juguetes que le rodea. Incluso desde pequeños es importante tener cuidado en la elección de juguetes.

 

Aquí te dejo algunas recomendaciones:

  1. Menos es más. En los juguetes esto es muy importante. Podemos llegar a contaminar de forma tóxica su ambiente emocional con un exceso de juguetes. Tienen que tener justo lo necesario. Cuando los llenamos de juguetes, suele suceder que no queda espacio para nada. Trata de elegir un juguete para cada cosa o que cumpla con determinada función (por ejemplo no necesita 25 muñecas, puedes observar cuales usa y quedarte solo con ellas). Además el tener pocos juguetes los incita a que realmente los usen, los cuiden mejor y su cuarto este siempre más ordenado.
  2. Elección de materiales. Elige materiales naturales como la madera. Que sean juguetes con responsabilidad con el medio ambiente. Recuerda que el plástico se descompone de una forma muy lenta y contamina nuestro medio ambiente. Además tanto plástico, nos puede limitar en cuanto a las texturas y estimulación sensorial.
  3. Elección por calidad. Al tener menos juguetes, puedes elegir cosas más hermosas y de mejor calidad. Que duren mucho y que cuando ya no jueguen con ellos, se lo pueda obsequiar a otro niño. Juguetes que por ser de gran calidad, incluso aunque estén tirados en tu casa, se vean hermosos.
  4. No pilas y no electrónico. Me encanta la tecnología y los avances que nos rodean, pero en niños pequeños recomiendo que los juguetes sean de lo más simples, mientras menos cosas pueda hacer el juguete por sí mismo, más necesitara de la creatividad e imaginación del niño. Busca objetos con posibilidad ilimitadas. En lo personal nos gusta mucho nuestro arcoíris de madera @yokomexico porque nos permite crear diferentes juegos.
  5. Creadores no usuarios. Si son más grandes, seguro la tecnología los estará acompañando, pero trata de buscarles opciones en donde sean creadores de juegos, y no solamente usuarios. Juegos en donde desarrollen diferentes habilidades y competencias.

¿Y tu que opinas? ¿Crees que tengo razón? ¿Me falto algún punto importante? ¡Me encantaría escuchar tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *