Una Navidad sencilla (una mamá introvertida logra sobrevivir)

Cualquiera que me conoce sabe que no soy fan del estrés, de saturarme de actividades y de ir de compras. Incluso soy una persona introvertida, que tanta actividad social puede abrumarme. Por lo que la Navidad puede ser una de las épocas más difíciles para mí (y desde chiquita). Para sobrevivir te comparto que es lo que hago:

  1. Planear y organizarme con tiempo. Todo lo que tenga que ver con los regalos, lo empiezo en noviembre. Llevar agenda es un básico.
    Hace poquito escribí un blog sobre los regalos que mis hijos les dieron a sus padrinos, abuelos y tíos. Aquí puedes leerlo e inspirarte con una idea nueva.
  2. Elección intencional. Escogemos los rituales Navideños que nos interesan. Un ritual que disfrutan mucho mis hijos es el Expreso Polar Minivan. Resulta que una noche les dejo en su cama unos boletos, y los esperamos en la mama-móvil con chocolate caliente y palomitas (como no pueden comer en el carro es una sorpresa muy especial). Después salimos por la colonia a buscar casas decoradas de Navidad y con muchas luces. Les encanta, pronto les compartiré algunas fotos. Y cómo este, tenemos unos tres rituales más.
  3. Saber decir NO (de forma educada). Después de tener nuestros rituales de cajón, tenemos otras actividades a elección y dependiendo nuestra situación actual. Por ejemplo, a mi me encanta el cascanueces, es algo que disfruto mucho, pero hasta este año pude ir porque por fin tenían a una hija que le interesaba acompañarme. Otros años hemos ido a llevar cobertores y despensas a colonias con necesidades económicas, este año opte por ayudar de otra forma (recolectando ropa y dinero), porque ir físicamente con los cuatro me generaba mucho estrés.
  4. Si a la intimidad. Disfruta de tiempo en familia y en pareja. No te olvides de tu pareja y si pueden, vayan solos por un café o darle una vuelta a la cuadra.
    Algunas formas para conectar con tu familia directa, son juegos de mesa como el de @konfetigames que es una lotería navideña. También leer en familia, mas sobre el Nacimiento del Niño Jesús.

Y a ti, ¿cómo te va en la Navidad?

Gracias por pasar por aquí y leerme.

Si te gusto, ¡recuerda compartir y comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *